Cuando digo "el tiempo es una ilusión" mi intención no es hacer una
afirmación filosófica. Sólo estoy recordándole un hecho sencillo -un
hecho tan obvio que puede resultarle difícil de com­prender y que
incluso puede parecerle falto de sentido- pero una vez que lo comprende
completamente, puede cortar como una espada todas las capas de
complejidad y de "problemas" creadas por la mente. Permítame decirle de
nuevo: 
el
momento presente es todo lo que usted t
iene. No hay nunca un
tiempo en que su vida no sea "este momento". ¿No es eso un hecho?


Aquí
está la clave. Termine con la ilusión del tiempo. El tiempo y la mente
son inseparables.
Separe el tiempo de la mente y esta se detendrá, a
menos que escoja usarla.


Estar identificado con su mente es estar
atrapado en el tiempo
: la compulsión de vivir casi exclusivamente a
través de la memoria y de la anticipación. Esto crea una preocupación
interminable con el pasado y el futuro y una negativa a reconocer y
honrar el momento presente
y a permitir que sea. La compulsión surge
porque el pasado le da a usted una identidad y el futuro contiene la
promesa de la salvación o la realización en cualquier forma. Ambas son
ilusiones.


Aprenda a usar el tiempo en los aspectos prácticos de
la vida ­podemos llamar a esto el tiempo del reloj- ­pero vuelva
inmediatamente a la conciencia del momento presente cuando esos asuntos
prácticos se hayan resuelto. De esa forma no habrá acumulación de
"tiempo psicológico", que es identificación con el pasado y proyección
compulsiva y continua hacia el futuro.


El tiempo del reloj no se
refiere únicamente a hacer una cita o a planear un viaje. Incluye
aprender del pasado de forma que no repitamos los mismos errores una y
otra vez; establecer metas y trabajar para lograrlas; predecir el futuro
por medio de patrones y de leyes, físicas, matemáticas, etcétera,
aprendidas del pasado.


¿Cómo opera este patrón mental en su vida?
¿Está usted tratando siempre de llegar a un sitio diferente de donde
está? ¿La mayor parte de lo que hace es sólo un medio para lograr un
fin? ¿La realización está siempre a la vuelta de la esquina o reducida a
placeres esporádicos como el sexo, la comida, la bebida, las drogas o
las diversiones excitantes o emocionantes? ¿Está siempre concentrado en
alcanzar o perseguir algún placer o emoción nuevos? ¿Cree que si compra
más cosas se sentirá más realizado, más satisfecho o completo
psicológicamente? ¿Espera a un hombre o una mujer que le dé sentido a su
vida?


A lo que usted se refiere como "su vida" debería llamarse
con más exactitud su "situación vital". Es tiempo psicológico: pasado y
futuro.
Algunas cosas en el pasado no salieron como usted quería. Usted
aún se resiste contra lo que ocurrió en el pasado y ahora se está
resistiendo a lo que es. La esperanza es lo que lo mantiene en marcha,
pero la esperanza lo mantiene concentrado en el futuro y este enfoque
continuo perpetúa su negación del ahora y por tanto su infelicidad.


Es
verdad que mi situación vital presente es el resultado de cosas que
ocurrieron en el pasado, pero de todas formas es mi situación presente.


Olvide
su situación vital por un rato y preste atención a su vida.


¿Cuál
es la diferencia?


Su situación vital existe en el tiempo. Su
vida es ahora.


Su situación vital es material de la mente. Su
vida es real.


Encuentre la "puerta estrecha que conduce a la
vida". Se llama el Ahora. Reduzca su vida a este momento.


Su
situación vital puede estar llena de problemas -la mayoría de ellas lo
están- pero descubra si tiene algún problema en este momento. No mañana o
dentro de diez minutos, sino ahora. ¿Tiene algún problema ahora?


Cuando
usted está lleno de problemas, no hay espacio para que entre algo
nuevo, no hay espacio para las soluciones. Así que siempre que pueda,
abra algo de espacio, para que pueda descubrir la vida que hay oculta en
su situación vital.


Use sus sentidos plenamente. Esté donde
está. Mire a su alrededor. Mire solamente, no interprete. Vea la luz,
las formas, los colores, las texturas. Sea consciente del espacio que
permite que todo sea. Escuche los sonidos; no los juzgue. Escuche el
silencio
que hay bajo los sonidos. Toque algo -cualquier cosa- y sienta y
reconozca su Ser. Observe el ritmo de su respiración, sienta el aire
que fluye hacia adentro y hacia fuera, sienta la energía de la vida
dentro de su cuerpo.
Deje que todo sea dentro y fuera. Permita la
condición de ser de todas las cosas. Avance profundamente hacia el
Ahora.


http://www.PsicologiaMariloVelez.com