17 de junio de 2010

El 21 de junio de 2010 cuando ingrese el Sol en el signo de Cáncer comenzará
activarse
 una Gran Cruz Cósmica en el zodíaco.

Informe Astrológico
Gran Cruz Cósmica – junio 2010

En el Salón de los Espejos, nos miramos en el espejo del otro y vemos
nuestra propia imagen

Yo Soy otro Tu

En los espejos enfrentados sólo hay una imagen, yo estoy en el centro,
en todos los espejos me veo a mi misma…. a mi mismo…

Yo soy el centro y me centro…

Irradio mi luz interior en todas direcciones y los espejos me devuelven
la luz
El 21 de junio cuando ingrese el Sol en el signo de Cáncer comenzará
activarse una Gran Cruz Cósmica en el zodíaco.

Aries, Cáncer, Libra y Capricornio estarán ocupados por planetas que
entre si formarán esta Cruz en el cielo. Los planetas involucrados son
el Sol, Júpiter, Urano, Saturno y Plutón. Son los cuatro signos de ritmo
impulsivo que dan movimiento y nos hablan de nuevos comienzos. La
configuración astrológica que se formará es poco frecuente, por lo cual
es una señal en los cielos de los próximos cambios profundos de la
humanidad.

En esta Gran Cruz Cósmica, Aries, Yo Soy, se refleja en Libra, Nosotros
también somos parte de ti, Saturno desde Libra, hace tomar conciencia y
le pone orden a Júpiter y Urano en Aries, que intentan desbordar la ley.
Aires y Libra: Yo y tú, tiempo de encontrar el centro para reconocerse
el Uno en el Otro.



El Sol en Cáncer activa la Gran Cruz a partir del solsticio (21/6). En
el otro lado, Plutón, el que desintegra, emerge desde sus dominios del
inconsciente por el signo de Capricornio. Cáncer nos muestra las fuerzas
para el nacimiento, la nueva vida. En Capricornio Plutón desde el
espejo de enfrente nos muestra la muerte.

Vida-muerte en este solsticio. En el centro de los espejos, donde me
reencuentro con mi ser exclamo:

¡Renacimiento! (Luna en Escorpio)
Capricornio pide la culminación del proceso plutoniano,¡Renacimiento!
¿Y esto como se entiende?… .
Bien, habilitado para corazones poéticos centrados en el poder del
corazón…

¿Qué intenta decirnos hoy la Visión del Aguila?

Que podemos usar muchas palabras para explicar lo que va a suceder a
partir del próximo 21 de junio, ya circulan muchísimos artículos por
internet sobre este evento cósmico, pero si no hemos preparado nuestros
trajes energéticos-espirituales el aterrizaje va a ser forzoso y
doloroso.

¿Qué aterrizaje? ¿Llegan nuestros Hermanos del Cosmos? No, llegan
intensas oleadas de luz galáctica
que aterrizarán en nuestros cuerpos
humanos,
barriendo toda obstrucción, bloqueos, densidades de tercera
dimensión.
Nuestro traje energético es el que vamos construyendo con meditaciones,
ejercicios de armonización, desbloqueos de chakras, purificaciones
emocionales, liberaciones de patrones heredados, reestructuración del
ADN y muy especialmente sentimientos de amor, generosidad, compasión,
integración, pensamientos positivos y creadores, acciones para cuidar el
planeta y mucho amor, amor, amor. El amor es la energía más poderosa
para fortalecer nuestros trajes energéticos
y atravesar las turbulencias
de los próximos meses.

A partir del solsticio del 21 de junio y la luna llena de Cáncer, con
eclipse el 26 de junio,
una poderosa energía se descargará desde el
centro galáctico. Se acelerarán todos los procesos de cambio y
transformación.
La humanidad que habita este precioso planeta estará
involucrada en este pasaje hacia otro estado de conciencia.

Ya no hay tiempo, humano de tercera dimensión para largos aprendizajes,
debemos ser breves, concretos y eficaces. Lo más importante ahora es
poder sanar nuestras heridas álmicas, reconciliarnos con la vida que nos
ha tocado y estar preparados para sostener los grandes cambios que ya
están sobre nosotros.

La Cruz Cósmica del Solsticio de junio

El 26 de junio, con la luna llena se produce un eclipse y alineación
sobre el eje galáctico, lo cual permite el ingreso de las energías de
luz de alta frecuencia
que remueven lo viejo y activan el despertar de
nuestras memorias espirituales.



Estos movimientos estelares, sin duda friccionan sobre las conciencias
en conflicto. No va a ser sencillo para los espíritus dormidos, ni para
los egos que quieren seguir sosteniendo el poder. Están involucrados los
planetas transpersonales Urano y Plutón, quienes señalan los momentos
de grandes cambios en las estructuras mundiales. Habrá una extrema
tensión y presión, donde los supuestos líderes mundiales querrán tomar
decisiones para seguir sosteniendo el viejo orden mundial. Lo lamentamos
por ellos y por todos los que quedarán sometidos a estas decisiones,
pero Urano y Plutón no quieren saber nada más con la civilización en
decadencia; ellos son los que están detrás de las crisis financieras,
políticas y sociales. ¿Denunciaremos los míticos Plutón y a Urano porque
están incitando a los grupos que buscan su libertad a toda costa?

El cambio está en marcha, no hay poder ni tecnología humana que pueda
frenar el poder de las energías que llegan desde el cosmos. El salto
cuántico de conciencia es esto que estás viviendo. Es el nacimiento de
un nuevo Cielo y una nueva Tierra.

Estamos ingresando definitivamente en un campo de luz eterna que activa
nuestras estructuras moleculares, acelerando procesos de trasmutación y
transformación. Al aumentar la luz fotónica en nuestro mundo, se
descarga la densidad. Todo se ve, todo sale a la luz. Los secretos
guardados durante generaciones están siendo develados y liberando a
muchos seres de pesadas cargas. Las memorias genéticas o patrones de
enfermedades de vidas pasadas y de esta vida comenzaron a liberarse
también. El ser humano en conciencia toma su poder personal para dirigir
su vida.

Todo trabajo interno por activar el cuerpo de luz, practicar diferentes
técnicas de activación energética y espiritual va a ser lo mas
importante en esta época. Ya no es momento de evadirse de la realidad,
porque la realidad espiritual está aquí, dentro de nosotros.

Estas nuevas energías llevan a la humanidad hacia cambios profundos e
impensados por quienes aún están dormidos. Los pueblos y las naciones
tendrán que hacer elecciones. Y cada uno de nosotros también. Al cabo de
los próximos 3 meses no seremos los mismos.

Es momento de elecciones personales para cada alma. Nos estamos muriendo
a la vieja manera de vivir.
Sólo los audaces visionarios tendrán la
fortaleza de animarse a experimentar las nuevas formas de vida.

¿Suena difícil? Si tratas de entender lo que vendrá desde la mente
racional no lo comprenderás. Hay que pasar el aprendizaje por la energía
del centro corazón, que es la zona donde se integran las experiencias
de la cabeza y los sentimientos.

Cada uno elegirá según sus posibilidades evolutivas, seguir en la
supervivencia, el miedo, y el sufrimiento o se decide a experimentar que
significa vivir en la luz.

El cuerpo físico sentirá los impactos de la llegada de la luz: habrá
sensaciones físicas bastante intensas.
La presencia de Júpiter y Urano
en el signo de Aries producirá mucha actividad o dolor en áreas de la
cabeza, cuello, hombros, garganta y tiroides, como así también serios
problemas de salud, tumores o accidentes cerebro vasculares. Se
intensificarán los estados de cansancio excesivo, necesidad de dormir
más horas, el cuerpo necesita asimilar las nuevas energías a través del
descanso. La presión energética que recibiremos afectará directamente
las emocionales.Tendencia a los estallidos incontenibles, depresiones
imprevistas, síntomas de pánico. Las relaciones y vínculos personales
también se verán muy comprometidos en estos meses, como así también los
movimientos sociales buscando un nuevo espacio de libertad.

La clave está en el corazón, permanecer
centrados en armonia, paz y amor POR ENCIMA DE LO QUE PASE EN NUESTRO
ENTORNO

Extraido del Blog de Paco Armero

http://radionica.groups.live.com

www.PsicologiaMariloVelez.com

http://www.ReddeLuz.com