“El mundo está lleno de sufrimientos la raíz del
sufrimiento es el apego; la supresión del sufrimiento es la
eliminación
del apego"
 
Buda

El
Mundo con el que te relacionas está creado por la Mente. Sólo
tú, puedes hacerte feliz y todos los momentos presentes lo son porque tú
estás
en
ellos.
Y hoy, en el eterno presente, en el aquí y el ahora, tú serás feliz
aunque hoy
te acompañe
esto o lo otro. Y podrás ir pasando de un momento a otro en la vida
disfrutándolo plenamente, sin llevar
cargas emocionales del pasado.

El
desapego podría definirse como "carencia de sed".
Piensa en el
ánimo
de una persona
desesperada por la sed y en el de alguien que no la tiene. Observa
mentalmente
la diferencia.


¿En cual ves paz, tranquilidad, seguridad y en cual lo contrario? Ahora observa el
mundo, la infelicidad que hay en torno y dentro de ti.

¿Qué la causa? La
situación económica,
el desempleo, las guerras, la soledad… Si
observas bien, verás que no es nada de esto, porque si esto se
solucionara aparecerían
otros temas que seguirían causando la infelicidad.

¿Entonces qué es?. Es
que esa infelicidad la llevas contigo donde vayas. Esa infelicidad está
en ti y
no puedes
escapar de ti. Está en tu programación, en tu computadora cerebral, son
tus creencias,
es tu patrón mental de pensamiento;
ese que te parece tan lógico que ni
siquiera
sabes que te tiraniza y esclaviza. Tu
mente no deja de producir infelicidad. Ahora, si lo analizas, verás que
hay una
sola cosa
que origina la infelicidad: el deseo-apego.

El desapego nos da la
libertad de disfrutar de las relaciones o de las
cosas que poseemos en la vida.
Desapegarse a las cosas o relaciones no
se trata
de ser frío o desinteresado o señal de desamor, más bien es no tener
miedo a
perder sea lo que sea a lo que estamos apegados.

Amar
libremente a tu pareja promueve la entrega de afecto sin opresión. El
desapego
es sostener nuestra libertad, permitiendo, también, ser libres a quienes
amamos. El desapego no es abandono, por el contrario, es un acto de amor
incondicional.
Quien ama verdaderamente, deja libre al otro.

Hay un dicho
que dice: “Si amas algo déjalo libre,
si vuelve a ti, es porque siempre fue
tuyo y si no es porque nunca lo fue”.

El desapego
a las cosas materiales nos permite disfrutarlas y atraerlas más a
nuestras
vidas. El desapego no significa abandonar todo, no trabajar más o no
desear
nada material.

Desapego significa
NO DEPENDER
de nada de lo que poseemos o
de ninguna persona con la cual tengamos un vínculo afectivo.

Es lograr la
autonomía, de ser felices aun sino poseemos o encontramos alguna cosa o
una
persona en específico. Muchas veces nos centramos y vemos las cosas solo
con la
mirada calculadora y nos fijamos en las posesiones materiales o
personales que
tenemos, esto es apego a las cosas materiales. Vivir de esta forma es
vivir esclavizado,
es vivir con temor.

Aprender en la vida
el desapego
nos permitirá trascender hacia un plano
espiritual más elevado. No es algo fácil y dependerá de cada persona el
lograr
desatarse y cortar esos lazos que no le permiten crecer. Esta ley dice
que:
"para adquirir cualquier cosa en el
universo físico, debemos renunciar a nuestro
apego a ella"
. Esto no significa que renunciemos a la intención
de cumplir
nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al
interés por el resultado.

Es grande el
poder que se deriva de esto.

Tan pronto
como renunciamos al interés por el
resultado,

combinando al mismo tiempo la intención concentrada y el desapego,


conseguimos lo que deseamos.

"Podemos
conseguir cualquier cosa que deseemos a
través del desapego, porque éste se basa en la confianza incuestionable
en el
poder del verdadero yo”. Deepak Chopra

!No
es tarea
sencilla pero cuando lo logres sentirás la paz de no tener miedo a
perder nada
!

www.PsicologiaMariloVelez.com


http://www.ReddeLuz.com