“El apego y su forma más extrema, la adicción, es la expresión de una carencia profunda del alma”.

El gran vacío que deja la carencia precisa ser llenado, y esto se hace
de forma compulsiva y repetitiva mientras la carencia subsiste. Lo que
se siente como carencia produce sufrimiento y dolor . El individuo se
defenderá de forma inconsciente de esta situación, encontrando formas de
compensar la carencia y desconectarse del dolor, asi entonces la
necesidad de poder, de protagonismo, de consumo, la adicción al juego, a
la TV, a las computadoras, a equipos deportivos, a la comida, a las
drogas, al sexo, la dependencia de los vínculos, etc., pretenden ser
elementos de compensación, pero a su vez producen importantes trastornos
que complican la vida propia y la de otros produciendo aquello mismo de
lo cual nos queremos alejar: “dolor”.

¿Cómo resolverlo? Identificar la raíz, la causa de tu apego o
adicción, comprender el patrón y empezar a desmantelar la estrategia
compensatoria que has organizado, recuperando así toda la energía que
pierdes en este proceso.


Hasta ahora sólo has tratado de resolver el síntoma, y éste vuelve a
aparecer una y otra vez mientras la raíz no sea liberada. A través de
ejercicios sencillos, trabajo vivencial y de conciencia, se abre un gran
portal para alcanzar tu libertad, recobrando la integridad de tu
realidad física, mental y espiritual.

En Psicoterapia trabajamos con un gran aporte de conciencia, sobre chakras,
cuerpos energéticos, sistemas físicos y técnicas de gestalt.


www.PsicologiaMariloVelez.com


http://www.ReddeLuz.com