LAS ENFERMEDADES COMO REFLEJOS DEL ALMA

 

http://www.PsicologiaMariloVelez.com
 
La tabla que viene a continuación, te ayudará a buscar los síntomas que reflejan, algunas de las enfermedades que ha menudo padecemos, si tratáramos de entenderlos nos ayudaría a curarnos desde el interior de nuestro ser. El síntoma, al hacer aflorar elementos reprimidos, hace sinceros a los seres humanos. Estas enfermedades nos están mandando un mensaje muy claro para que cambiemos de comportamiento, paremos o meditemos, nos están diciendo dónde fallamos, en qué tenemos que superarnos, dónde tenemos una CARENCIA importante.
Busca tu dolencia alfabeticamente
    SÍNTOMA – CAUSAS QUE LO ORIGINAN
 
Aparato genital: Sexualidad
Aborto espontáneo: Miedo del futuro. Programación inoportuna
Accidentes: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad.
Achaques: Ansia de amor. Deseos de ser abrazado.
Acné: No aceptación de uno mismo. No gustarse.
Addison, enfermedad de: Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo.
Adicciones: Enfado por tomar decisiones equivocadas.
Alcoholismo: Sensación de futilidad, culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo.
Alergias: ¿Alérgico a quien?. Negación del propio poder.
Aliento desagradable: Rabia e ideas de venganza. Experiencias que respaldan.
Alzheimer, enfermedad de: Negarse a enfrentarse a la vida. Desesperanza y desamparo.
Amenorrea: Deseos de no ser mujer. No gustarse.
Amigdalitis: Miedo, emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
Amnesia: Miedo. Huida de la vida. Incapacidad de defenderse.
Ampollas: Resistencia. Falta de protección emocional.
Anemia: Actitud de “si, pero”. Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente.
Anginas: Falta de confianza en el proceso de la vida.
Ano: Zona de liberación de deseos.
– Absceso: Cólera relacionada con aquello que no se quiere soltar.
– Comezón o prurito: Culpa por el pasado. Remordimiento
– Dolor: Culpa. Deseo de castigo. “No valgo”.
– Fístula: Liberación incompleta de desechos. Aferrarse a las basuras del pasado.
Anorexia: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo.
Apatía: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.
Apendicitis: Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.
Apetito, pérdida del: Protección del yo. Desconfianza de la vida.
Apetito excesivo: Necesidad de protección. Juzgar las emociones.
Arañazos: Sensación de que la vida es una estafa, de que la vida desgarra.
Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida
Arterias: Portadoras del júbilo de la vida.
Articulaciones: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que se realizan.
Artritis: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento.
– Artritis reumatoides: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado.
Asfixia, ataques de: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.
Asma: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.
Asma en los niños y bebés: Temor a la vida. Deseo de no estar aquí.
Astigmatismo: Problemas con el “yo”. Temor a verse realmente.
Boca: Apertura.
Bazo: Obsesión. Tendencia a abandonarse.
Biliares, cálculos: Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo.
Boca: Representa la incorporación de nuevas idas y sustento.
– Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.
– Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.
Bocio: Odio por haber sido agraviado. Víctima. Sentimiento de frustración, de insatisfacción.
Brazos: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.
Bronquitis: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.
Bulimia: Terror desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.
Cabello: Libertad, poder
Cabeza, dolores de: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo
Caderas: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar.
– Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia donde avanzar.
Calambres: Tensión y miedo. Aferramiento, sujeción.
Callos: Zonas de pensamientos endurecidas; aferramiento terco al dolor del pasado.
Callosidades: Conceptos e ideas endurecidas. Miedo solidificado.
Calvicie: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en el proceso de la vida.
Canas: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.
Cáncer: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.
Cansancio, fatiga: Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace.
Cara: Representa lo que mostramos al mundo.
Cataratas: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío.
Celulitis: Cólera acumulada y autocastigo.
Cerebro: Representa el ordenador, el teclado.
– Tumor: Información incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar viejas pautas.
Cerebrovascular, accidente: Rendición. Resistencia. “Antes morir que cambiar”. Rechazo a la vida.
Ciática: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro.
Cifosis o joroba: Incapacidad para fluir con la Vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida. Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones.
Circulación: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas.
Codos: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.
Colesterol: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría.
Cólicos: Irritación mental, impaciencia. Molestia por el entorno.
Colitis: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.
Colon, mucosidades en el: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de la eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.
Colon irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.
Columna: Apoyo flexible de la vida.
Coma: Miedo. Intento de escapar de alguien o algo.
Conjuntivitis: Enfado y frustración por lo que se ve en la vida.
Convulsiones, ataques: Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.
Corazón: Capacidad afectiva. Representa el centro del amor y la seguridad.
– Ataque: (infarto de miocardio): por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
– Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.
Cuello: (vértebras cervicales): Representa la flexibilidad; la capacidad de ver lo que hay detrás.
– Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad, inflexibilidad.
Cuerpo, lado derecho: Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, elpadre.Cuerpo, lado izquierdo: Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la madre.
Debilidad: Cansancio mental
Dedos: Detalles de la vida
Pulgar: El intelecto y la inquietud
Índice: El yo y el miedo
Medio: La cólera y la sexualidad
Anular: Las uniones y la aflicción
Meñique: La familia y la falsedad
Dedos artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.
Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.
Demencia: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.
Depresión: Enfado que no se tiene derecho a sentir.
Desmayos, desvanecimientos: Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.
Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.
Dientes: Representan las decisiones. Agresividad, vitalidad
– Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad de analizar las ideas para decidir.Distrofiamuscular: “No vale la pena crecer”.
Dolor: Culpa.
Eccema: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.
Edema: ¿De qué o quien no quieres desprenderte?
Encías: Confianza.
Encías, problemas de: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida.
Encías sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.
Endometriosis: Inseguridad, decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar. Tendencia a culpar.
Enfermedad crónica: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.
Enfermedad incurable: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarla. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.
Enfermedades de la infancia: Fe en los calendarios, convenciones y leyes falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.
Enfermedades de transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.
Entumecimiento u hormigueo: Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.
Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.
Envejecimiento, problemas del: Convenciones sociales. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo del presente.
Envenenamiento por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.
Epilepsia: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Violencia contra uno mismo.
Equilibrio, pérdida del: Pensamiento disperso, descentrado.
Eructos: Tragarse la vida con demasiada rapidez.
Escalofríos: Contracción mental, alejamiento, retraimiento. Deseo de retirarse. “Déjenme en paz”.Esclerodermia: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.
Esclerosis lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valía. Negación del éxito.
Esclerosis múltiple: Rigidez mental, dureza de corazón, voluntad de hierro, inflexibilidad. Miedo.
Espalda: Representa el apoyo de la vida. Rectitud.
Parte superior, problemas: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la manifestación del amor.
Parte media, problemas: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.
Parte inferior, problemas: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.
Espada inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.
Espasmos: Tensión debida al miedo.
Espinilla (de la pierna), problemas: Ideales rotos. La espinilla representa el estilo de vida.
Esqueleto, problemas: Desmoronamiento de la estructura. Los huesos representan la estructura de la vida.
Esterilidad: Miedo y resistencia al proceso de la vida. O no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.
Estómago: Sensibilidad, aceptación, digiere las ideas.
Problemas: Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
Estrabismo convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.
Estrabismo divergente: Temor a mirar al presente, el aquí y el ahora.
Estreñimiento: Negativa a abandonar viejas ideas. Estancamiento en el pasado. A veces, mezquindad, tacañería.

Extremidades: Agilidad, flexibilidad, actividad.
Fibromas y quistes: Cultivo del rencor que se siente contra el novio o marido. Golpe para el yo femenino.
Fibrosis quística: Firme convicción de que la vida no te funcionará. “Pobre de mi”.
Fiebre: Cólera abrasadora.
Fístula: Bloqueo en el proceso de liberación.
Flebitis: Rabia y frustración. Culpar a otros de la limitación y la falta de alegría de la vida.
Frigidez: Negación del placer. Creer que la sexualidad es mala. Parejas sexuales insensibles. Temor al padre.
Furúnculo: Rabia que hierve. Furia.
Gangrena: Morbosidad mental. Pensamientos ponzoñosos que ahogan la alegría.
Garganta: Angustia.
Dolor, irritación: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse.
Nudo en la garganta: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida.
Problemas: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada. Negativa a cambiar.
Gastritis: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.
Genitales: Representan los principios masculino y femenino.
Problemas: preocupación por no sentirse valioso.
Glándulas: Representan las estaciones de abastecimiento. Son la actividad que se inicia.
Glandulares, problemas: Mala distribución de las ideas para organizarse y actuar. Autocontención.
Glaucoma: Necesidad de castigo por ser una mala persona.
Gota: Necesidad de dominar. Impaciencia, ira.
Gripe: Reacción ante creencias populares negativas. Miedo. Fe en las estadísticas.Hemorragias: Se marcha la alegría. Fastidio.
Hemorroides: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.
Hepatitis: Resistencia al cambio. Miedo, ira, odio. El hígado es la sede de la indignación y la rabia.
Heridas: Enfado con uno mismo y sentimiento de culpabilidad.
Hernia: Relaciones rotas. Tensiones, cargas. Expresión creativa incorrecta.
Hernia discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.
Herpes genital: Creencia popular en la culpa sexual y la necesidad de castigo. Escarmiento público. Fe en un Dios que castiga. Rechazo de los genitales.
Herpes labial: Enfado que carcome y temor de expresarlo.
Hígado: Valores morales, ideología. Sede de la rabia y de las acciones primitivas.
Problemas: Hábito de quejarse. Justificación de las críticas para autoengañarse. Sentirse mal.
Hinchazón: Bloqueo del pensamiento. Ideas atascadas, dolorosas.
Hiperactividad: Temor. Sensación de estar presionado y frenético.
Hipermetropía: Temor del presente.
Hipertiroidismo: Rabia por ser dejado de lado.
Hiperventilación: Miedo, resistencia al cambio. Desconfianza e el proceso de la vida.
Hombros: Representan la capacidad para llevar alegremente nuestras experiencias. Con nuestra actitud hacemos de la vida una carga.
Hongos, infecciones por: Creencias estancadas. Aferramiento al pasado. Negación de las propias necesidades. Falta de apoyo a uno mismo.
Huesos: Firmeza, disciplina
– Deformaciones: Tensión y presión mentales. Músculos que no se pueden estirar. Pérdida de movilidad mental.
– Fracturas: Rebelión contra la autoridad
Impotencia: Presión, tensión y culpa sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior. Miedo de la madre.
Incontinencia: Exceso emocional a rebosar. Años de represión de las emociones.
Indigestión: Miedo visceral, terror y angustia. Quejas y gruñidos.
Infección: Conflicto mental (duda), que se exterioriza en forma de infección (estudiar la parte del cuerpo afectada). ¡Toda decisión libera!
Inflamación: Irritación, enfado, fastidio.
Insomnio: Miedo a soltar el control consciente y abandonarse al inconsciente
Intestinos: Asimilación. Absorción. Eliminación fácil de desechos.
Problemas: temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita.
Intestino delgado: Reflexión, análisis
Intestino grueso: Inconsciente, avaricia.
Juanete: Falta de alegría ante las experiencias de la vida.
Laringitis: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.
Lengua: Representa la capacidad de saborear con alegría los placeres de la vida.
Lesiones: Enfado con uno mismo. Sentimiento de culpabilidad.
Leucemia: Inspiración brutalmente letal. ¿Para que…?
Linfáticos, problemas: Advertencia de que hay que volver a centrar la mente en lo esencial de la vida: el amor y la alegría.
Líquido, retención de: ¿Qué tiene miedo a perderse?
Llagas, irritaciones: Rabia sin expresar que se instala.
Llanto: las lágrimas son el río de la vida, y se derraman por alegría, tristeza o miedo.
Locura: Huida de la familia. Escapismo, retraimiento. Violenta separación de la vida.
Magulladuras: Los pequeños golpes de la vida. Autocastigo.
Malaria: Estado de desequilibrio con la naturaleza y con la vida.
Mamas: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento.
Problemas: Negativa a cuidar de sí misma. Posponerse siempre en favor de los demás.
Quistes, bultos, inflamación (mastitis): Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud autoritaria.
Manos: Sujetan y manejan. Aferran y sueltan. Pellizcan. Todas las formas de enfrentar las experiencias. Aprehensión, capacidad de manejo.
Mareo en barcos: Miedo a la muerte. Descontrol.
Mareo en coche: Miedo. Sensación de estar atrapado, cautivo.
Mareo al moverse: Miedo. Temor de no estar al mando.
Matriz: Entrega
Médula espinal: Representa las más profundas creencias sobre uno mismo. La forma de apoyarse y cuidarse.
Meningitis: Rabia contra la vida. Pensamientos inflamados.
Menopausia, problemas de la: Miedo a dejar de ser deseable. Rechazo de uno mismo. Miedo a envejecer. Sensación de valer muy poco.
Menstruación, problemas de la: Rechazo de la feminidad. Culpa, temor. Idea de que los genitales son algo sucio o pecaminoso.
Migraña: Aversión a ser manejado. Resistencia al fluir de la vida. temores sexuales. (La masturbación suele aliviarla).
Miopía: Miedo al futuro. Desconfianza en el porvenir.
Mordeduras: Cólera vuelta hacia adentro. Necesidad de castigo.
Muela del juicio impactada: Negarse el espacio mental para crearse una base firme.
Muerte: Representa abandonar este episodio de la película de la vida.
Mujer, problemas propios de la: Negación de una misma. Rechazo de la feminidad y del principio femenino.
Muñecas: Movimiento y soltura
Músculos: Movilidad, flexibilidad, actividad.
Nalgas: Representan el poder. Nalgas flácidas, pérdida de poder.
Nariz: Energía, orgullo, sexualidad
Goteo continúo: Necesidad de ayuda. Llanto interior.
Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. Ansia de amor.
Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.
Nariz cargada: Falta de autovaloración.
Náuseas: Rechazo de una idea o una experiencia.
Nervios: Representan la comunicación. Son informadores receptivos.
Nerviosa, crisis: Egocentrismo. Bloqueo de los canales de la comunicación.
Nerviosismo: Miedo, angustia, esfuerzo, precipitación. Desconfianza del proceso de la vida.
Neumonía: Desesperación. Cansancio de la vida. Heridas emocionales a las que no se permite curar.
Neuralgia: Castigo por una culpa. Angustia por la comunicación.
Nódulos: Represión, frustración y ego herido por motivos profesionales.
Obesidad: Sensibilidad exagerada. Necesidad de protección. Resistencia a perdonar.
– En los brazos: Rabia por falta de amor
– En las caderas: Terca cólera contra los padres
– En los muslos: Cólera desde la infancia. Suele ser contra el padre
– En el vientre: Rabia por falta de sustento
Oídos: Obediencia. Capacidad de escuchar y oír.
Dolor (otitis): Enfado. Deseo de no escuchar. Demasiado alboroto. Peleas entre los padres.
Ojos: Entendimiento. Capacidad de ver el pasado, presente y futuro.
Irritación: Rabia y frustración. Deseo de no ver.
Sequedad: Ojos furiosos. Negativa a mirar con amor. Antes morir que perdonar.
Olor corporal: Miedo. Disgusto consigo mismo. Despecho.
Orzuelo: Contemplación de la vida con ojos airados. Enfado con alguien.
Osteoporosis: Sensación de que ya no queda ningún apoyo en la vida.
Ovarios: Representan las cualidades creativas.
Páncreas: Representa la dulzura de la vida.
Pancreatitis: Rechazo. Enfado y frustración porque la vida parece haber perdido su dulzura.
Parálisis: Temor, terror. Huida de una situación o de una persona. Resistencia.
Parálisis agitante: Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
Parálisis cerebral: Necesidad de unir a la familia en un acto de amor.
Parálisis facial: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.
Parásitos: Entrega del poder a otras personas.
Parkinson, enfermedad de: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.
Pene: Energía.
Picaduras: Culpa por cosas pequeñas.
Pie de atleta: Frustración por no ser aceptado. Incapacidad de avanzar.
Piel: Protege nuestra individualidad. Órgano de los sentidos. Aislamiento, normas, contacto, delicadeza.
Problemas: Angustia, miedo. Antigua repugnancia encubierta. Sensación de amenaza.
Piernas: Nos hacen avanzar en la vida.
Problemas: Miedo al futuro. Deseo de no moverse.
Pies: Representan nuestra comprensión, firmeza, arraigo, modestia.
Problemas: Temor al futuro y miedo de no avanzar en la vida.
Piorrea: Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones. Personas indecisas.
Plexo solar: Reacciones viscerales. Centro del poder intuitivo.
Poliomielitis: Celos paralizantes. Deseo de detener a alguien.
Próstata: Representa el principio masculino.
Problemas: Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexual. Creencia en el envejecimiento.
Pulmones: Capacidad de inspirar y comprender la vida. Contacto, comunicación, libertad
Problemas: Depresión. Aflicción. Miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir plenamente.
Quemaduras: Rabia, furia que arde.
Quistes: La vieja y dolorosa película que se pasa una y otra vez. Agravios que se cultiva. Falsos tumores.
Rabia: Cólera. Fe en que la violencia es la respuesta.
Raquitismo: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.
Renales, cálculos: Terrones de enfado no disuelto.
Resfriados, catarros: Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión, desorden metal. Pequeños agravios. Creencia en los “tres resfriados cada invierno”.
Respiración: Representa la capacidad de inspirar la vida.
Problemas: Miedo o resistencia a aceptar la vida plenamente. Sensación de no tener derecho a ocupar espacio o a existir.
Reumatismo: Sentimiento de ser víctima. Falta de amor. Amargura crónica. Resentimiento.
Rigidez: Pensamientos rígidos y cerrados.
Riñones: Compañerismo. Crítica, decepción, fracaso. Vergüenza. Reacciones de niño pequeño.
Rodillas: Representan el orgullo y el yo. Modestia.
Problemas: Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.Ronquidos: Terca negativa a abandonar viejas pautas mentales
Sangre: Representa la alegría que recorre libremente el cuerpo. Vitalidad.
Coágulos: Obstrucción de la alegría de vivir.
Problemas: Falta de alegría. Las ideas no circulan.
Sarna: Pensamientos infectados. Permitir que otras personas nos acaparen el pensamiento.
Sarpullido: Irritación por los retrasos. Forma pueril de llamar la atención.
Senilidad: Regreso a la supuesta seguridad de la infancia. Exigencia de cuidados y atención. Forma de controlar a quienes nos rodean. Escapismo.
Sida: Sensación de indefensión y desesperanza. Firme convicción de no valer. Negación de uno mismo. Sentimiento de culpa por la sexualidad.
Sífilis: Entrega del poder y la eficacia.
Síndrome premenstrual: Confusión que domina. Entrega del poder a influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.
Sinusitis: Irritación contra una persona muy íntima.
Sobrepeso: Miedo, necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.
Somnolencia: Miedo a asumir las responsabilidades del día
Sordera: Rechazo, terquedad, aislamiento. ¿Qué es lo que no quieres escuchar?. “No me molesten.”Suicidio: Visión de la vida en blanco y negro. Negativa a ver otra salida.
Suprarrenales, problemas de las: Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.
Tartamudez: Inseguridad. Incapacidad de expresar la propia personalidad. Prohibición de llorar.Testículos: Principio masculino. Masculinidad.
Tétanos: Necesidad de liberar sentimientos de cólera enconada.
Tics, contracciones nerviosas: Miedo. Sensación de ser observado por los demás.
Timo: Glándula principal del sistema inmunológico. Cuando funciona mal: Sensación de ser atacado por la vida. “Desean hacerme daño.”
Tiroides: Humillación. ¿Nunca puedo hacer o que deseo?, ¿Cuándo llegará mi turno?.
Tobillos: Inflexibilidad y culpa. Los tobillos representan la capacidad de recibir placer.
– Torceduras: Ira y resistencia. No querer avanzar en cierta dirección en la vida.
Tortícolis: Tozudez inflexible.
Tos: Deseo de ladrarle al mundo, ¡Escúchenme!
Trombosis coronaria: Sensación de soledad y miedo. “No sirvo. No hago lo suficiente. Jamás lo lograré.”
Tuberculosis: Egoísmo que carcome. Posesividad. Pensamientos crueles. Deseo de venganza.
Tumores: Remordimientos. Viejas heridas y disgustos que siguen alimentado.Úlceras: Miedo. Convicción de no valer lo suficiente.
Uñas: Representan protección. Agresividad.
Mordérselas: Frustración. Roerse a uno mismo. Despecho hacia uno de los padres.
Urinarias, infecciones: Fastidio, generalmente contra el sexo opuesto o contra la pareja. Tendencia a culpar.
Urticaria: Pequeños temores ocultos. Hacer una montaña de un grano de arena.
Útero: Sede de la creatividad.

Vaginitis: Enfado contra la pareja. Culpa sexual. Autocastigo.
Varicela: A la espera del siguiente problema o disgusto. Temor y tensión. Sensibilidad exagerada.
Varices: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargado y con exceso de trabajo.
Vegetaciones: Conflictos internos y discusiones familiares. Niño que se siente un estorbo.
Vejiga, problemas de: Angustia. Aferramiento a viejas ideas y creencias. Miedo a relajarse. Fastidio.
Verrugas: Pequeñas manifestaciones de odio. Creencia en la fealdad
Vértigo: Fuga y dispersión de pensamiento. Negativa a mirar.
Vesícula: Agresividad
Víricas, infecciones: Falta de alegría. Amargura.
Vitíligo: Sensación de estar fuera de ambiente, fuera de todo, de no pertenecer al grupo.
Vómitos: Violento rechazo de ideas. Temor a lo nuevo

Zumbidos: Negativa a escuchar. No oír la voz interior. Tozudez.

Fuente: Louis L. Hay. Sana tu cuerpo.

saikualternativo.blogspot

CUENTO DEL SABIO Y LA MARIPOSA AZUL

www.PsicologiaMariloVelez.com
http://www.PsicologiaMariloVelez.com

Hace muchos años un hombre enviudó y quedó a cargo de sus dos hijas cuenta esta leyenda oriental.

Las pequeñas eran muy curiosas e inteligentes y siempre tenían ansias por aprender.

No paraban de preguntar a su padre todo lo que llegaba sin importar nada más que satisfacer su hambre de querer saber. Aunque no siempre su padre podía responderles sabiamente;

 

Era tal la inquietud de las pequeñas por saber que  un dia el padre decidió enviarlas de vacaciones para convivir y aprender de un sabio, el cual vivía en lo alto de una colina.

Pensó que quizas el sabio seria capaz de responder a todas las preguntas que las pequeñas le planteaban con facilidad.

No solo eran curiosas sino tambien bastante picaras por lo que decidieron hacerle una trampa al sabio y asi comprobar si era cierta su sabiduría.

Por lo que idearon poner en aprieto al sabio, proponiendole una pregunta dificil de responder.

– ¿Qué pregunta podríamos hacerle que no sea capaz de responder?- preguntó la hermana pequeña a la más mayor.

-Espera aquí y enseguida te lo mostraré- indicó la mayor.

La hermana mayor salió al monte y regresó al cabo de unas horas con una cesta en la que guardaba algo

-¿Qué tienes ahí?- preguntó la hermana pequeña.

La hermana mayor metió su mano en la cestita de mimbre y le mostró a la niña una hermosa mariposa azul.

-¡Qué bonita hermana! exclamo al ver la mariposa ¿Qué vas a hacer con ella?

– “Ya tengo la pregunta trampa para hacerle al maestro. Iremos en su busca y esconderé esta mariposa en mi mano y le preguntaré al sabio si la mariposa que está en mi mano está viva o muerta” dijo la hermana mayor

“La trampa es que si él responde que está viva, apretaré mi mano y la mataré. Si responde que está muerta, la dejaré libre. Así, conteste lo que conteste, su respuesta será siempre errónea” dijo

“si, si vamos a buscar al sabio a ver que responde”respondio la niña pequeña con mucha curiosidad

-Hola sabio, queremos preguntarte algo- dijo la mayor- ¿Podría indicarnos si la mariposa que llevo en mi mano está viva o está muerta?

Con una sonrisa pícara el sabio respondio “Eso depende de ti pequeña, ella está en tus manos”.

La moraleja de este cuento ancestral es que tanto nuestro presente  como nuestro futuro estan en nuestras manos.

Nada ni nadie tiene la culpa si algo falla, ya que cada uno de nosotros somos los UNICOS RESPONSABLES y en nuestras manos está que queremos hacer con ella.

 Dra Marilo Velez… Psicologa Clinica, Psicoterapeuta Gestalt y Maestra de Reiki

www.PsicologiaMariloVelez.com

LOS SECRETOS FAMILIARES Y LAS ENFERMEDADES

ENFERMEDADES Y SECRETOS

 
 
Todas las familias tienen secretos guardados, hasta las más normales, porque todos los seres humanos hacen cosas de las que luego se arrepienten. Las silencian. Cuando alguien dice que en su familia no hay ningún secreto, lo que en realidad sucede es que todavía no lo ha descubierto.
El secreto es como un animalillo inmortal que se pretende ocultar en una generación, pero que en las siguientes reaparecerá ingeniosamente disfrazado.
Por vergüenza, por protección a los hijos o por diferentes miedos, hay hechos y circunstancias que las familias pretenden que no salgan a la luz. Estos secretos forman una estructura que se deslizará de diferentes maneras sobre las generaciones siguientes.
Los más comunes se refieren a enfermedades mentales, asesinatos, suicidios, violaciones, homosexualidad, incesto, prostitución, exilios, cárcel… Frecuentemente se manifiestan en los descendientes por medio de accidentes, fobias, repeticiones, psicosis, autismo, enfermedades congénitas que afectan a los órganos de los sentidos, quistes… Por ejemplo, una niña pierde la virginidad por accidente (una escopeta de juguete se le clava en el himen) en la misma fecha que su bisabuela fue violada, hecho que se mantuvo en secreto generación tras generación.
 
 
 
¿Qué es la familia?
 
La familia es lo permanente, estaba antes de que llegáramos, le pertenecemos mientras vivamos y seguirá existiendo después de nosotros. Es una generación de vivos, que caminan como mínimo con dos generaciones de muertos a la espalda hasta la línea de meta, donde le toca subirse a la espalda de la siguiente generación de vivos.
¿Yo soy mi familia?
 
Recordemos que desde la perspectiva del a Transgeneracional  cada uno de nosotros está habitado por las tres generaciones que lo preceden, lo que hace un mínimo de catorce personas. Desde esta perspectiva, consideramos que los secretos guardados en una generación son un manantial insano de traumas y conflictos para los que lleguen detrás.
¿Hay alguna relación entre la enfermedad y los secretos familiares?
 
La relación entre enfermedad y secretos familiares se hace bastante evidente en el estudio de los árboles genealógicos. La familia es como una olla psicológica llena de secretos, tabúes, silencios, vergüenzas.Hay asesinatos, locura, robos, infidelidades, cárcel, incesto, abusos… Así, la enfermedad no es la solución del problema, sino una invitación a enfrentar un conflicto familiar que se ha mantenido secreto.
Como escribió Françoise Dolto:
“Lo que es callado en la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo.”
 
 
¿Qué cosas, a nivel psicogenealógico, vamos cargando en el cuerpo?
 
En el lado derecho… está la herencia paterna
Lado izquierdo…herencia materna
El vientre…la madre
Problemas de espalda…cargas a los padres
Padres divorciados, o separados…puntas de los pies se separan
Miedo a la sexualidad…pelvis movida hacia atrás
No te han amado…pecho endurecido e insensible
 
¿Si no uso palabras para expresar mi dolor, lo expresaré con mi cuerpo?
 
Anne Ancelin Schützenberger lo ha estudiado a fondo:
“Los duelos no hechos, las lágrimas no derramadas, los secretos de familia, las identificaciones inconscientes y lealtades familiares invisibles” pasean sobre los hijos y los descendientes. “Lo que no se expresa con palabras se expresa con dolores”. 
O por accidentes, como el caso de una biznieta que pierde su virginidad por accidente a los siete años (jugando al salto de pértiga) y estudiando su árbol, descubre que su bisabuela fue fruto de una violación, concebida en la misma fecha que ocurrió el episodio.
 ¿Cómo se pueden observar los secretos en el árbol genealógico?
 
Cuando el árbol quiere desvelarte un secreto, crea una estructura, algo que se repite, con eso pretende llamar tu atención. Por ejemplo una fecha que se repite, un estilo de elección de la pareja, unos accidentes con ingredientes similares. Estos secretos se guardan por vergüenza, por pudor, por proteger a los niños o autoprotegerse ante la sociedad.
¿Dónde se sitúan esos secretos?
 
Cada secreto que tenemos está en el estrato que le corresponde (los cuatro egos):
 
-Mis ideas locas secretas, podemos identificarlas en el nivel de mis bisabuelos
-Mis emociones secretas, están en mis abuelos
-Mis secretos sexuales-creativos, están en mis padres
-Mis secretos materiales, de territorio, están en mis hermanos
Cuando el secreto lo porta un miembro de la familia, éste lo vive como un cuerpo extraño y molesto, su cuerpo lo vive como un tumor o un bolo alimenticio que tiene que salir a fuera.
Nunca debemos contar secretos a los niños, es un Abuso con mayúsculas.
 
Sabemos además el poder de la comunicación no verbal, si alguien delante de ti se calla una información importante, se delatará tarde o temprano con algún gesto inconsciente.
Freud decía que “Aquel cuyos labios callan, conversa con la punta de los dedos. Se traiciona por todos los poros”.
 
Claudine Vegh decía: “Vale más saber una verdad, aún cuando sea difícil, vergonzosa o trágica, que ocultarla, porque aquello que se calla, es subordinado o adivinado por los otros y ese secreto, se convierte en un traumatismo más grave a largo plazo”.
 
Los secretos hay que airearlos si son del presente, de la manera más adecuada y en el momento más propicio, o sanarlos con la psicomagia si son del pasado.
Una herramienta útil es dibujar el árbol sanado: se trata de hacer una obra en la que representemos a todos los miembros, con dibujos o fotografías pegadas a modo de collage.
A cada uno le pondremos su finalidad cumplida, todo aquello que les damos nos lo damos a nosotros mismos, y ahí aparecerán todos los secretos convertidos en bendiciones.
El árbol guarda secretos, al tiempo que puede intentar desvelarlos.
En todo árbol aparece en un momento determinado un héroe, el que lo sana y se sana, aquel que se atreve a construir el árbol genealógico.
No existen los árboles sanos porque vivimos en una sociedad enferma.

“La sanación del árbol consiste en quitar la repetición, comprenderla, o repetirla en una forma positiva”
Compartido de  la web memoriaemocional.com

LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACION DETOX

 Vamos a purificar nuestro cuerpo a través de una alimentacion consciente y para ello utilizaremos alimentos que nos ayudes a limpiar nuestros organos

¿Sabes que es la alimentación détox?

Es una alimentación detox con la que ayudamos al organismo a hacer un ‘reset’ y  cuyo objetivo es aligerar los órganos de toxinas para re-establecer su correcto funcionamiento.

Si nuestro organismo esta en un estado de salud, elimina las toxinas mediante el hígado, el sistema linfático, los intestinos, los riñones, los pulmones y la piel sin ningún esfuerzo.

¿Qué pasa a lo largo de los años  cuando los malos hábitos de alimentación, la polución, el estrés, el tabaco, el alcohol, las cenas tardías y abundantes, el azúcar, etc, produce una gran sobrecarga en estos órganos de desintoxicación e impedimos que hagan su función?.

Es cuando empezamos a sufrir síntomas de intoxicación, desde leves –como por ejemplo hinchazón, gases, estreñimiento, falta de energía o inestabilidad emocional- hasta mucho más graves, como cáncer o enfermedades degenerativas.

Por eso, introducimos una alimentación detox porque así ayudamos al organismo a hacer un ‘reset’ y  por tanto, a aligerar los órganos de toxinas para re-establecer su correcto funcionamiento.

¿Qué notamos cuando conseguimos eliminar toxinas?

Pues empezamos a sentir unos beneficios increíbles: perdemos peso (grasa o líquido acumulado), mejoramos las digestiones, tenemos muchísima más energía durante todo el día, reconectamos con nuestros deseos y necesidades, aprendemos a detectar qué nos sienta bien y qué nos sienta mal, dormimos mejor, desaparecen los antojos, nos desapegamos de alimentos que nos dañan, tenemos más claridad mental, estamos más enfocados en nuestros objetivos personales y profesionales, desprendemos alegría, buen humor y vitalidad, tenemos la sensación de gratitud por todo y empezamos a brillar y vivir la mejor versión de nosotros mismos.

Además, una de las cosas más importantes es que ayudamos a nutrir celularmente nuestro cuerpo y re-educamos el paladar, de manera que luego ya sólo queremos alimentarnos con comida real y limpia.

CINCO OBJETIVOS PRINCIPALES DE UN DETOX

1. Alcalinizar el pH de la sangre y alejarnos de la inflamación

Las verduras, sobretodo las de hoja verde, son alimentos muy alcalinos. Con un detox buscamos que el pH de la sangre vuelva a un nivel normal, es decir, 7,365 o ligeramente superior a 7. Un cuerpo ácido no absorbe las vitaminas, los minerales y otros nutrientes, le falta oxígeno y reduce su capacidad de reparar las células. En cambio, si nuestro cuerpo está alcalino, se cura rápidamente, está más oxigenado y ayuda a prevenir y curar enfermedades.

2. Mejorar la función desintoxicante del hígado

Este órgano realiza muchísimas funciones indispensables para el organismo como transformar la energía en azúcar, grasas y proteínas, procesar las grasas digeridas, y filtrar para eliminar del organismo todas las toxinas que se le acumulan, ya sea por la alimentación, la respiración o por el contacto con el medio ambiente.

Una parte importante para estar desintoxicados es tener un hígado limpio y saludable. Para ello es básico comer limpio, tomar verduras y frutas frescas, evitar los productos químicos, movilizar las toxinas con ejercicio físico y cuidar el cuerpo emocional y mental.

3. Eliminar las malas digestiones debidas a intolerancias, mala combinación de alimentos o exceso de comida.

Las malas digestiones pueden provocar deficiencias graves de nutrientes y toxicidad en tu cuerpo, que son las principales causas de las enfermedades.

Durante un detox, por ejemplo, aprendemos a combinar bien los alimentos y no consumimos aquellos que dañan los intestinos y el sistema digestivo (procesados, azúcar, café, gluten, lácteos, harinas, maíz, café y excitantes), enfatizamos la importancia de masticar, vivir con menos estrés y siendo conscientes de qué comemos y cómo lo comemos.

4. Incrementar el consumo de verduras de hoja verde.

Es conveniente comer verduras de hoja verde ecológicas ya que están repletas de antioxidantes y otros nutrientes que dan soporte a las enzimas que necesita el hígado para procesar y eliminar las toxinas.

Comer este tipo de verduras aporta altas dosis de clorofila (la estructura molecular de la clorofila es parecida a la de la hemoglobina de la sangre), son increíblemente alcalinas, antiinflamatorias, ayudan a nuestro cuerpo a mantenerse joven y protegernos contra enfermedades.

Además, contienen muchos nutrientes fáciles de digerir, vitaminas y minerales, proteínas, fotoquímicos, bacterias saludables y ayudan a quemar grasas.

5. Potenciar el consumo de alimentos ecológicos de temporada y locales

Apostar por alimentos ecológicos ya que la industria convencional rocía los alimentos con productos químicos: pesticidas, herbicidas y fungicidas.

Los tomates, por ejemplo, son recogidos verdes y luego gaseados para promover la maduración antes de llegar a las estanterías de los supermercados.

Las naranjas, mandarinas y manzanas son revestidas con cera tóxica para hacerlas más brillantes. Además, el suelo en donde se cultivan está desprovisto de minerales.

Durante un detox nutrimos el cuerpo con alimentos de la estación adecuados para desintoxicar el cuerpo según la estación del año correspondiente para dejar de ingerir toxinas a través de los alimentos.

Fuente: ECOticias.com

Dra Marilo Velez.

Psicóloga Clínica, Psicoterapeuta Gestalt y Maestra de Reiki

www.PsicologiaMariloVelez.com

 

EL MITO DE LA VITAMINA B12 POR EL DR. GERMAN ALBERTI

www.PsicologiaMariloVelez.com
Cambiando vidas ¿Te atreves a cambiar tu vida? http://www.PsicologiaMariloVelez.com

Podemos cambiar nuestra vida, cambiando nuestra alimentacion

Esta vitamina se denomina también cianocobalamina (ciano = radical presente en todas las semillas oleaginosas, cobal = cobalto; y amina: radical amino, presente en todos los alimentos que contengan aninoácidos, polipéptidos o proteínas).

Esta vitamina, que es esencial para la síntesis de la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre y de la mielina del sistema nervioso, no es producida por ningún animal, sino por las BACTERIAS SIMBIÓTICAS FERMENTATIVAS que deben vivir en nuestro intestino.

Nosotros sólo tenemos que aportar un factor intrínseco para la absorción de la vitamina hacia la sangre. Dicho factor se segrega a nivel del estómago.

La síntesis de la vitamina B12 se realiza en el tercio distal del intestino delgado (íleon) por la acción de las bífidobacterias y los lactobacilos acidófilo. Los demás microorganismos (bacterias de putrefacción, tales como E-coli, Proteus, etc., hongos, como la cándida; y parásitos, como las amibas, “desaminan” y “descarboxilan” los aminoácidos, es decir, los destruyen y transforman en toxinas putrefactivas.

He realizado un experimento que ya lleva 49 años:

He sido vegetariano todos esos años. He cuidado a mis bacterias fermentativas como mis mejores amigas. NUNCA he tomado un solo microgramo de vitamina B12, ni mis hijos y ahora mis nietos, hemos necesitado jamás una sola pastilla de esa vitamina.

Las semillas Oleaginosas una gran solucion que aporta lo que necesita nuestro organismo. ¿te apuntas?

Pero siempre he cuidado que consumamos diariamente SEMILLAS OLEAGINOSAS como la principal fuente de cobalto y radicales ciano y anino para que luego las bacterias simbióticas hagan su trabajo.

El resultado no ha podido ser mejor: tengo seis hijos saludables, nietos súper saludables.

La alimentación ideal que les sugiero consta de:

  • Semillas oleaginosas
  • Frutas de todos los sabores, especialmente las cítricas
  • Hortalizas de todos los colores y
  • Germinados

Sí podemos sintetizar nuestra vitamina B12, por lo tanto: ¡Acabemos con ese mito ya!

Las heces de los animales fitófagos (vacas, chivos, monos, caballos, etc.) contienen bacterias de FERMENTACIÓN las cuales no producen gases de mal olor y viven en simbiosis con el animal en cuyo intestino se hospedan.

Estas bacterias FERMENTADORAS fabrican vitaminas importantes como la B12, D y otras, aminoácidos esenciales, enzimas y otros nutrientes, siempre y cuando se alimenten con los residuos de frutas, semillas y hojas que les lleguen.

En cambio, los microbios PUTREFACTIVOS destruyen vitaminas, proteínas y aminoácidos, transformándolos en radicales libres, ptomaínas es decir, toxinas, tales como HISTAMINA, que sale de la histidina, es causante de alergias, AMONÍACO y ÁCIDO ÚRICO, relacionados con la artritis y reumatismo, TIRAMINA, toxina ésta que irrita al Sistema Nervioso, produce angustias, taquicardias y baja las defensas; lo mismo que CADAVERINA, PUTRESCINA y otras, que envenenan y desnutren nuestro organismo. También de la putrefacción intestina se derivan sustancias como FOSFATO, URATO, OXALATO y carbonato, que roban calcio y causan OSTEOPOROSIS.

El estreñimiento y las putrefacciones intestinales ocasionadas por el consumo de cadáveres animales y alimentos refinados son LA CAUSA principal de la mayoría de las dolencias que padece la Humanidad.

Por tal alimentación numerosas personas crían en su intestino microbios de putrefacción, los cuales no pertenecen a la flora intestinal normal y sana. Ningún animal fitófago (consumidor de frutas, semillas y hojas) posee este tipo de microbios. Dichos microbios se encuentran en los cadáveres en descomposición y en el intestino y heces de animales predadores (carnívoros cazadores) y en los necrófagos o carroñeros (consumidores de cadáveres) como los zamuros, buitres y hienas, por ejemplo.

La putrefacción intestinal y el estreñimiento son la causa común a enfermedades muy diversas, como anemia, decaimiento, dolores de cabeza, colitis, artritis, amigdalitis, apendicitis, acné, alergias de todo tipo y tumores… en especial el CÁNCER.

Si crees que no podemos sintetizar vitamina B12, con la ayuda de las bacterias fermentativas, entonces también podrías creer que la tierra es plana, que el sol gira alrededor de la tierra y tantos otros mitos que en alguna época la gente creyó. La existencia de ese mito FAVORECE a la industria farmacéutica, doblemente: por un lado venden las pastillitas a quienes sean vegetarianos no científicos y por otro lado ayudan a mantener el mito de “pobrecitos los vegetarianos” están condenados a la anemia. Igual la industria farmacéutica hace circular otros mitos y prejuicios, como el de la incurabilidad de muchas enfermedades, tales como la artritis, el cáncer, etc. y de que el limón y las semillas oleaginosas son tóxicos.

En este articulo, hablamos sobre el dogma médico de la B12 y el vegetarianismo por el Dr. Germán Alberti

En los vegetales, especialmente en las semillas oleaginosas, se encuentran los precursores de la vitamina B12, pero no está ensamblada. Las personas que cuidan su FLORA INTESTINAL “FERMENTATIVA” y consumen diariamente “SEMILLAS OLEAGINOSAS crudas, JAMÁS” tendrán deficiencias de vitamina B12 y no necesitan consumir ni inyectarse complementos. Desde que me hice vegetariano naturista en 1957, han transcurrido 50 años y jamás he tenido un solo día de anemia y el cerebro me funciona excelentemente. Casi todos los días de mi vida desde entonces, he consumido linaza, almendras y/o nueces. Después incorporé el ajonjolí (sésamo).

Tengo 33 años en el ejercicio de la Naturopatía y he ayudado a mucha gente, incluyendo algunos nutricionistas y médicos, a superar problemas de anemia, sólo mejorándoles su flora intestinal, de putrefactiva a fermentativa, y enseñándoles a comer semillas oleaginosas. Mis hijos y mis nietos son inteligentísimos y sólo han consumido “huevos vegetales” (semillas).

La industria farmacéutica está muy interesada en que este “DOGMA” médico de la vitamina B12 se mantenga, porque se aseguran los enfermos y la incurabilidad (el control) de sus enfermedades, al mantenerlos consumiendo carne.

Además, han hecho “propaganda terrorista” regando por el mundo mensajes, pagando a farmacólogos de diferentes países para alertar a la gente para que no consuman estas semillas porque contienen “CIANURO” (claro, “radical ciano”, necesario, junto con el “COBALTO” para que las bacterias fermentativas puedan ensamblar dicha vitamina).

Ambos ingredientes se encuentran en la linaza, las almendras, nueces, almendras de durazno, ciruelas y todas las demás semillas. Invito a quienes lean esta información a visitar mi página Web: http://www.germanalberti.com donde encontrarán documentos con informaciones más amplias.

Para terminar les informo que en un examen de sangre que me hice recientemente, mi hemoglobina estaba en 15.2 y “NUNCA” en 50 años me he tomado una sola tableta de vitamina B12.

Un afectuoso saludo, y gracias por esta oportunidad para seguir combatiendo el mito de la vitamina B12.

*Dr. Germán Alberti, médico naturista y psicólogo clínico.

Le damos las gracias al Dr Alberti por su aportacion.

saikualternativo.blogspot.com.ar

Dra. Marilo Velez…Psicóloga Clinica, Psicoterapeuta Gestalt y Maestra de Reiki

www.PsicologiaMariloVelez.com

 

LOS DIEZ MANDAMIENTOS PARA MEJORAR EL ESTADO INMUNITARIO

“Cuidate por dentro y por fuera” http://www.PsicologiaMariloVelez.com

Recuerda que un ritmo de vida desenfrenado pasa factura y termina afectando a nuestro sistema inmunológico.

 Refuerza el sistema inmunologico con una alimentacion correcta y haciendo deporte.

10 puntos que te ayudarán a mejorar el sistema inmunitario:

1. Elige las grasas adecuadas:

No todas las grasas son malas. Hay grasas que aportan energía, sólo tenemos que primar las insaturadas y poliinsaturadas sobre las saturadas o grasas trans, que debemos evitar.
2. Ingiere proteínas y limita los carbohidratos:
Apuesta por una dieta equilibrada garantiza que los nutrientes adecuados lleguen a la médula ósea, lugar en el que se producen los glóbulos blancos y las proteínas, que ayudan a generar estos importantes defensores de nuestro sistema inmunológico. Por su parte, los carbohidratos también resultan esenciales, ya que aportan energía, pero en exceso pueden reducir los linfocitos y provocar respuestas inmunes más bajas.
3. Incorpora alimentos de estimulación inmunológica:
Los alimentos son el ajo, las almendras, la col, los arándanos y frambuesas, el yogur o el té verde pueden ayudar a este fin.
Incorporar otros alimentos antioxidantes también mejorará las defensas de nuestro organismo.
4.  Las vitaminas A, C, D y E:
Son fundamentales para el sistema inmunológico. Asegúrate de mantenerlas en niveles óptimos y de consumir suficiente zinc y cobre, ya que su ausencia puede provocar una bajada importante de nuestras defensas.5. Haz ejercicio con regularidad:El ejercicio fisico mejora la salud cardiovascular y reduce la probabilidad de contraer enfermedades crónicas. El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo e incrementa la excreción del cuerpo de metabolitos dañinos, lo que ayuda a que el sistema inmunológico funcione correctamente. Los niños y adolescentes deben practicar al menos 60 minutos de ejercicio al día, los adultos entre 18 y 64, 150 minutos semanales y los mayores de 65, al menos 150 minutos de ejercicio moderado, también de forma semanal.

6. Sigue la máxima de “Mens sana in corpore sano”:

Practicar ejercicio físico no solo mejora nuestro estado físico, sino también el anímico. Prácticas como el yoga o el pilates o cualquier otro deporte con el que disfrutemos, pueden ayudarnos a generar endorfinas, un potenciador natural de las defensas.

7. Comprometete a dejar el tabaco:

Fumar daña prácticamente todos los órganos del cuerpo, daña tu sistema inmunológico y aumenta la probabilidad de un accidente cerebrovascular, ataque al corazón y cáncer de pulmón.

A traves del deporte puedes liberar la ansiedad que genera el abandonar este hábito.

8. Bebe agua con unas gotas de limon para alcalinizar el cuerpo

El agua aporta energía a los músculos, mejora la función intestinal y equilibra los niveles de líquido de tu cuerpo. Debes beber unos 8 vasos de agua al día.

9. Descansa: duerme entre 6 y 8 horas al día

Tan malo es el sedentarismo como no dormir lo suficiente. El descanso mejora el estado de ánimo y por tanto, los niveles de energía, además de evitar accidentes cerebrovasculares.

10. Controla el estrés

Practica la relajacion o tecnicas de meditacion al menos durante 5 minutos al dia.

El estrés no es solo una emoción, tiene repercusiones físicas. De hecho, si es crónico puede afectar negativamente a tu sistema inmunológico y además tensar los recursos del organismo, lo que puede disminuir la función de tu sistema inmunológico.

ECOticias.com

ep. salud integral

Dra. Marilo Velez … Psicologa Clinica, Psicoterapeuta Gestalt y Maestra de Reiki

www.PsicologiaMariloVelez.com